visual arts latino freezine
visual arts latino freezine

REVUELTA(S)
un video de Fredi Casco y Renate Costa Perdomo

Tomás Ruiz-Rivas

3.ene.2014
tag: reseña

La Fundación Cartier de París se ha lanzado a esa aventura, tantas veces ensayada desde Europa, de construir una visión global de América latina (el adjetivo con minúscula, como propugna Felipe Ehrenberg en el video que a continuación reseñaré). El Museo Reina Sofía de Madrid pasó esta viruela hace unos años, y optó por fragmentar el proyecto en cinco exposiciones diferentes, de las cuales sólo una ha dejado huella en mi memoria: la curada por Gerardo Mosquera, que se tituló No es sólo lo que ves. Pervirtiendo el Minimalismo.

América Latina 1960 – 2013 reúne obra de más de 70 creadores, entre fotógrafos y artistas contemporáneos, de un total de once países. Esto es, aproximadamente la mitad de los que forman la comunidad hispano hablante americana, de la cual cada vez resulta más difícil excluir a los Estados Unidos. El hilo argumental es la relación entre el texto y la imagen. A primera vista parece un punto de partida más bien flojo, pero la exposición viajará a Puebla dentro de unos meses y será entonces cuando tengamos la oportunidad de ver si el relato que los curadores han intentado construir, apoyándose en obras que por lo demás son en su mayor parte excepcionales, alcanza alguna coherencia o es un nuevo ejercicio de eurocentrismo.

El objeto de estas líneas es el vídeo que la Fundación Cartier encomendó al artista Fredi Casco, a quien tuve la oportunidad de conocer un par de años atrás en Asunción, y a la directora Renate Costa Perdomo, también paraguaya. Se trata una pieza larga, dos horas y media, que obviamente fue pensada para verse en fragmentos, pero que la web de la fundación nos ofrece completa. A mí personalmente me ha valido la pena el esfuerzo, aunque haya tenido que dividir el visionado en tres sesiones, más otra de repaso para tomar estas notas.

El título, Revuelta(s), me ha dado la impresión de que juega con un doble sentido: por un lado una alusión a la política, a las convulsiones que una generación tras otra han conmocionado a los países latinoamericanos, y por ende al activismo y al arte comprometido, a la nostalgia de la revolución que no fue. Y por otro una evocación del periplo a través de América, el mítico viaje por un territorio inmenso y laberíntico, contradictorio, que debiera ser utópico pero que al final siempre resulta distópico. La América de los Diarios del Ché, pero también la de los botánicos del siglo XVIII o la de los adelantados y aventureros del XVI.

También, me confirma el autor, la(s) Revuelta(s) se refieren a un viaje en el tiempo, al revisitar y revolver obras y artistas de los últimos 50 años, algunos de los cuales ya habían sido prácticamente olvidados.

En todo el vídeo hay un relato en torno a lo político. Una narración omnipresente que habla de las dictaduras, de las crisis económicas, de los conflictos sociales y culturales, y de una forma de resistencia desde las artes visuales. Posiblemente no sea intencionado, sino que eso es America latina. La violencia, la desigualdad y la frustración por las oportunidades perdidas van permeando las imágenes y los discursos. El vídeo acaba por contarnos una historia que es triste y esperanzadora a la vez, porque el arte, y hemos de suponer que con él la sociedad, se sobrepone una y otra vez a este destino.

Este relato se desdibuja un poco en Lima, con Luz María Bedoya y Flavia Gandolfo, y en México, con Pablo López Luz y Jonathan Hernández. No por que estos artistas desmerezcan de los demás, sino porque nos llevan a otros lenguajes y otras preocupaciones. Otros muchos incluidos en la exposición, que habría sido interesantísimos escuchar, no fueron entrevistados por las condiciones propias del rodaje: tiempos, disponibilidades... En lo positivo, conocer el pensamiento y obra de algunos fotógrafos que quizás no han tenido tanta difusión internacional. Escuchar de primera mano cómo surgieron trabajos que hoy son históricos, ver a sus autores. Pero también la relación que se establece entre artistas de distintas generaciones y países, unidos por las preocupaciones, por la memoria de tiempos difíciles y por un paisaje que siempre reconocemos como latinoamericano, saturado de inscripciones de la cultura popular, de imágenes, de tecnologías precarias para la supervivencia, de símbolos políticos herrumbrosos.

Las fotografías que han reflejado estos paisajes a lo largo de las últimas décadas – Marcos López, Facundo de Zuviría, Miguel Rio Branco, Ever Astudillo, Paolo Gasparini, Vladimir Sersa, José Figueroa, Pablo Ortiz Monasterio – tienen continuidad en las tomas de las ciudades que abren cada capítulo del video, un excelente trabajo de Luis Arteaga. Son perspectivas poco habituales, en las que hay una mezcla muy medida de realismo y poesía.

Junto a los fotógrafos encontramos artistas conocidos, como Marcelo Brodsky, que narra la historia del famoso retrato de su clase del colegio; Graciela Carnevale, que conserva el único archivo de Tucumán Arde; Eugenio Dittborn con sus pinturas aeropostales; Luis Camnitzer y su Christmas Series; Felipe Ehrenberg; Rosângela Rennó, que cuenta la génesis de un trabajo más que interesante sobre tatuajes de presos brasileños; Carlos Garaicoa; o la singular documentación del baño de Frida Kahlo que realizó Graciela Iturbide. Entre otros muchos, de los que sólo voy a destacar al peruano Eduardo Villanes, de cuyo trabajo he de reconocer que no sabía nada y que tiene varias piezas muy potentes, como las protestas con las cajas de Leche Evaporada Gloria, que se convierte en Gente Evaporada Gloria, o los graffitis de BAGUA, una provincia del Amazonas donde en 2009 fuerzas de seguridad del estado perpetraron una masacre contra población indígena.

En resumen, un viaje que vale la pena compartir.

Ficha:
Revuelta(s), 2013
Digital color film, 140’
Dirigido por: Fredi Casco y Renate Costa
Director de fotografía: Luis Arteaga

http://fondation.cartier.com