INFORME HUACA

Institución cultural, espacio público y tácticas antagonistas
Lima, Perú 11-14.3.2011



ANTIMUSEO

Espacio público

2008-2014



 

Taller en el Centro Cultural de España en Lima.


 

PARTICIPANTES:

Orestes Bermudez
Sandra Suárez
Susan Soto
Danitsa de la Cruz
Manuel Pablo Marcos
Crisia Málaga
Silvana Vargas
Rosemary Zenker
Catherine Chávez
Cristina Vargas
Yanoa Polamina
Karen Bernedo
Andrea Aliaga
Luz Caycho
Nancy Carpio
Neil Rojas
Nilton Delgado
Jesús Lévano
Ruben Mejía 
Karen Yudiht Armacanqui

 

¿QUÉ ES HOY EL MUSEO DE ARTE CONTEMPORÁNEO?

 

¿Para qué sirve? ¿A quién representa, a quién interpela? La transformación del capitalismo industrial en capitalismo del conocimiento ha traído a la primera línea las contradicciones de las instituciones culturales: su participación en mecánicas de exclusión, en la reconfiguración de los centros urbanos como productos de consumo, en la patrimonialización de la cultura, etc.

Un nuevo rango de cuestiones sobre el arte, la institución y el territorio se despliega ante nosotros y requiere respuestas innovadoras, más allá de las fórmulas ensayadas en la crítica institucional y el arte de participación. Es necesario pensar la institución desde un lugar distinto al del artista y desarrollar nuevas tácticas, nuevas prácticas instituyentes.

Dirigido a artistas, curadores, gestores culturales, educadores en arte, especialistas en mediación cultural, trabajadores sociales y estudiantes de arte, el objetivo del taller era proporcionar los conocimientos necesarios para que los talleristas sean capaces de crear un dispositivo museal y formular intervenciones en territorios sometidos a tensiones sociales y económicas. A continuación se presenta un informe de los resultados del taller.

 

 

INFORME:
Líneas generales para una intervención en la Huaca Mateo Salado

 

 

 

ANTECEDENTES

La huaca Mateo Salado es un yacimiento arqueológico de la cultura Ichma, ubicado en las lindes de los distritos de Breña, Cercado de Lima y Pueblo Libre. Ocupa una extensión de 17 hectáreas, parte de las cuales están invadidas por viviendas informales y explotaciones agrícolas. Las diez familias que viven dentro de la huaca se dedican al reciclado de basura. Disponen de muy bajos ingresos y se encuentran en una situación de exclusión social. El Instituto Nacional de Cultura, ahora Ministerio, inició su recuperación en 2007, liberando algunos sectores de sus pobladores informales y de actividades económicas relacionadas con la reparación de automóviles.

En 2013 el colectivo Ambre, invitado por el director de las excavaciones, Pedro Espinoza, realizó una serie de actividades culturales para promover el diálogo y mutuo conocimiento entre las instituciones que administran el yacimiento, los vecinos del barrio y los habitantes informales que aún quedan dentro del recinto.

 

PLANTEAMIENTO

A partir de esta situación el Antimuseo propuso como ejercicio del taller la planeación y diseño de una nueva intervención en la huaca, tomando como referencia dos ejes de trabajo: la construcción de un dispositivo efímero o móvil y la incorporación de los habitantes informales a un proceso de diálogo sobre el futuro del territorio que están ocupando.

 

OBJETIVOS

El objetivo principal es generar herramientas de autorepresentación para los llamados “invasores” y para los vecinos inmediatos, y facilitar el diálogo con las instituciones que administran el territorio.

Como segundo objetivo está la toma de conciencia por parte de los habitantes y vecinos del valor del patrimonio arqueológico y su potencial como herramienta de integración social y dinamización económica en la zona.

El dispositivo tiene como fin dar visibilidad al proceso, acentuando su contenido artístico, y facilitar su proyección pública más allá del ámbito dónde se desenvuelven habitualmente los distintos agentes implicados

 

PROPUESTA

La actividad propuesta consiste en un taller abierto en el que los distintos agentes participen en el desarrollo de una propuesta para el desarrollo futuro del barrio, aportando ideas para que la huaca Mateo Salado ocupe un lugar principal en la vida comunitaria, tanto a través de actividades culturales como de la participación en la creación de un nuevo tejido económico.

La metodología del taller se desarrollará a partir de las experiencias expuestas por Crisia Málaga en el curso del debate (ver video), y de las experiencias directas de Orestes Bermúdez (ver video) en las actividades realizadas previamente en esta misma huaca. Otras experiencias, como Park Fiction en Hamburgo o los ensayos del colectivo limeño CITIO en Villa El Salvador, pueden aportar metodologias muy eficaces para involucrar a los vecinos en el trabajo de planeamiento urbano.

Una sección del taller se diseñará especialmente para niños.

También se recoge como parte del proceso un ejercicio de construcción de memoria colectiva que diversos participantes del taller han defendido en el curso del debate.

Planteamos la construcción de dos dispositivos, uno móvil, que permita operar dentro y fuera de la huaca y acercar la propuesta a los vecinos del barrio, y otro efímero, construido colectivamente en la zona de la huaca conocida como “explanada”.

El dispositivo efímero, que operará como sede de todas las actividades y sala de exposiciones, se construirá con material reciclado, de manera que contribuya a implicar a los habitantes informales, e incluso pueda suponerles un ingreso extraordinario por su colaboración aportando materiales o trabajando en su transformación.

Para movilizar recursos y conseguir una proyección pública como hemos indicado en el primer punto, proponemos invitar a un artista o colectivo con trayectoria internacional, involucrando de este manera a la embajada o instituto cultural correspondiente.


SOSTENIBILIDAD

Nuestra propuesta tiene carácter de experiencia piloto, que puede dar lugar a la institucionalización de prácticas similares en esta y otras huacas, así como en zonas de alto valor patrimonial que estén sometidas a tensiones similares con sus habitantes.

El prototipo de dispositivo efímero puede ser substituido por modelos diseñados para una mayor permanencia, y el esquema de talleres ampliado para abarcar otros intereses y otros públicos.

Las siguientes etapas deberían ser asumidas por las instituciones que tienen la propiedad o el control de los espacios y de los elementos patrimoniales. Pero consideramos que la puesta en valor de yacimientos como la huaca Mateo Salado requiere la activación de nuevos tejidos económicos, que permitan la reconversión de los sectores más empobrecidos y la dinamización de los barrios con base en su potencial cultural