EL FIN DE LOS TIEMPOS JUSTOS

Colectiva
2004



EL OJO ATOMICO / ANTIMUSEO

Calle Mantuano nº 25, Madrid

2003-2007



 

Artistas: Alain Declercq, Lukas Einsele, Marcelo Expósito, Jonathan Hernández, Enrique Ježik, Cecilia Noriega-Bozovich y Yoshua Okón

Apoyo: Goethe Institut Madrid, Embajada de Francia, Secretaría de Relaciones Exteriores México, Galería Enrique Guerrero.



¿Significó la invasión de Iraq un cambio en los modelos éticos y políticos de occidente? Y si hubo un cambio, ¿Fue profundo? ¿Fue significativo? ¿O se ha tratado tan sólo de una nueva patología de la modernidad?

El fin de los tiempos justos fue una exposición que proponía elementos de reflexión y análisis sobre las consecuencias políticas y éticas de la invasión de Iraq. El título planteaba si la justicia ha desaparecido como principio, al menos formal, en la toma de decisiones políticas. La extinción definitiva del pensamiento ilustrado.

En términos generales, El fin de los tiempos justos es una reflexión en torno a la violencia como herramienta política y la crisis del Estado en la era de la globalización.




Jonathan Hernández
YOU ARE UNDER ARREST

El trabajo de Jonathan Hernández consiste en un libro de pequeño formato titulado You are under arrest . En él ha reunido fotografías de prensa de arrestos, tanto del momento preciso en que la policía prende a alguien como de traslados de detenidos, publicadas entre los años 2000 y 2002. Hay que hacer notar que en este periodo la noción de seguridad y la sensibilidad social hacia ella se han transformado radicalmente, a causa de los atentados contra el World Trade Center de Nueva York en septiembre de 2001

En palabras del autor: You are under arrest es una colección de fotografías recopiladas de la prensa internacional a partir del año 2000. Desde entonces, el tema y la función de la seguridad han aumentado su protagonismo alrededor del mundo. Mientras los ideales del bien y la justicia se colapsan en sus propias contradicciones, la inseguridad condiciona cada vez más estos frágiles tiempos de extrema seguridad...




Yoshua Okón
ORÍLLESE A LA ORILLA

El proyecto Oríllese a la orilla es un serie de nueve videos en los cuales policías de la ciudad de México han sido documentados en situaciones de manipulación de diferente tipo e intensidad. En el caso de Poli I, Okón enfrenta al policía a la cámara de video, provocando una discusión absurda. En Poli IV, Okón simplemente pide al agente que demuestre su habilidad con la porra... y lo demás es historia. En Poli V, Okón paga al policía para que haga un “square-dance”. En Poli IX, Okón es detenido por una patrulla, y documenta el soborno que les paga para que le dejen libre.

El video nos muestra, ante todo, la fragilidad ética de los cuerpos de seguridad del Estado. Más allá de lecturas simplistas, como “los policías mexicanos son corruptos”, lo que queda de manifiesto es el carácter de trabajador asalariado de los agentes del orden público y su potencial venalidad. Frente a la idealización televisiva que antes señalábamos, donde el policía aparece como el garante último del orden social, incluso a título individual, es decir, como un héroe que se enfrenta al sistema para hacer justicia, en los videos de Yoshua Okón el policía es presentado también individualizado, pero en situaciones denigrantes, un antihéroe sin poesía, que participa con beneficio de los vicios del sistema.




Alain Declercq
DAY AFTER DAY, I THINK OF YOU. MOTHER FUCKER y B52

Day after day, I think of you. Mother Fucker. Es un retrato del secretario de estado para la defensa de los Estados Unidos, Donald Rumsfeld. El dibujo es grande, de 170 por 170 cm. aproximadamente, y el artista lo ha hecho trazando pequeñas líneas, entre seis y ocho mm. de largo, con un rotulador fino sobre la pared. En total necesitó seis rotuladores y más de 50 horas de trabajo. El método pretende evocar la clásica imagen de un preso que cuenta el tiempo de su condena marcando rayitas en el muro de la celda. Es un trabajo muy explícito, que no precisa mayores comentarios. Sí habría que decir que la obra ha ido ganando intensidad a medida que se han hecho públicos algunos hechos relacionados con Rumsfeld y las prisiones, como el escándalo de las torturas en la prisión iraquí Abu Ghraib, o la denuncia de Amnistía Internacional sobre la existencia de al menos diez centros de internamiento estadounidenses con carácter extraterritorial, y fuera de toda cobertura legal, como el de Guantánamo.

Esta pieza es una reflexión sobre la representación del poder político y sus mecanismos simbólicos. La capacidad discursiva de la efigie del gobernante, como expresión particularizada o encarnación de un poder abstracto, se utiliza justo en el sentido contrario: para poner en evidencia lo que el poder tiene de personal y concreto, y cuestionar su legitimidad.

B52, es una fotografía impresa en offsett y encolada a la pared, donde aparece él mismo disparando con una pistola contra un bombardero B52. La fotografía está tomada en las proximidades de Oxford, Reino Unido, y es un homenaje a Chris Burden. En el contexto de la exposición sólo se puede interpretar como un acto de rebeldía inútil.




Cecilia Noriega
POLITICAL TOURS

En la imagen, de 170 x 120 cm. vemos al fondo el Peñón de Gibraltar, en segundo plano a Aznar y Blair, departiendo amistosamente en un ambiente desenfadado, y en primer plano a la misma artista a bordo de un jeep militar de color rosa. Lleva un chaleco igualmente rosa y se pinta los labios. La artista ha introducido un estereotipo de lo femenino en un contexto de tensiones y juegos políticos, de tal manera que toda la situación adquiere un tinte banal y contradictorio, y se desmonta el potencial simbólico de los iconos políticos que elaboran los medios de comunicación.




Enrique Ježik
MOVIMIENTO CONTINUO

En esta pieza podemos ver cuatro monitores colocados en línea sobre un andamio. Dos grandes, a los lados, y dos pequeños, en el centro, con los lectores de DVD apilados a la izquierda y los cables que cuelgan de unos a otros por delante del andamio.

En los monitores hay escenas de intervenciones militares estadounidenses extraídas de noticieros de la televisión y reeditadas por el artista. El resultado son cuatro narrativas paralelas en las que se mezclan los paisajes verdosos a que nos han acostumbrado las cámaras de visión nocturna de los bombarderos con las gamas ocres y anaranjadas de los desiertos de oriente medio y escenas muy violentas. Cada video tiene una duración distinta, de manera que la secuencia nunca se reproduce con exactitud, renovándose continuamente la relación entre los cuatro relatos. Sólo los monitores grandes tiene audio: el sonido ambiente captado por las cámaras, y también reeditado hasta formar un rumor sordo salpicado de explosiones y gritos.




Lucas Einsele
UN PASO MÁS ALLÁ – REENCUENTRO CON LA MINA

Este trabajo nos sitúa también ante escenarios o hechos militares. Se presentaron siete impresiones de gran formato que forman parte de un ambicioso proyecto en el que el artista trabaja desde hace varios años, en colaboración de Andreas Zierhut, y consiste en una investigación sobre las minas antipersona centrada en sus víctimas y la difícil readaptación a la vida diaria tras sufrir la mutilación. El daño más frecuente que provocan las minas es la pérdida de una pierna.

Un paso más allá, nos explica el artista, se basa en narraciones auténticas, investigaciones objetivas y documentos gráficos. Hombres, mujeres y niños heridos por las minas relatan los pormenores de la tragedia y recuerdan el momento preciso antes y después de la explosión.

Lukas Einsele ha viajado a Angola, Bosnia-Herzegovina, Afganistán, de donde proceden los documentos expuestos en El fin de los tiempos justos, y por último a Camboya.

En la pared del fondodel espacio, junto al andamio de la pieza de Ježik, colgamos un primer cartel con un texto introductorio. A continuación dos muy largos, más de cinco metros, con diversas imágenes y textos explicativos: hombres mutilados, buscadores de minas armados con herramientas primitivas, una fundación donde enseñan a las víctimas a montar en bicicleta con una sola pierna, esos mismos ciclistas por caminos polvorientos, campos de minas señalizados con piedras blancas y rojas, un hospital con prótesis talladas en madera colgadas de la pared...

Y por último, en la siguente pared, dos grupos, compuesto cada uno por un cartel con el retrato en blanco y negro de una víctima y el relato de su accidente, y otro con las imágenes y descripciones técnicas de la mina que probablemente pisaron.

Lukas Einsele pretende establecer una relación visible y comprensible entre las minas antipersona y sus víctimas. En las imágenes no hay compasión ni sentimentalismo. Al contrario, son fotografías bonitas, que nos acercan a destinos marcados por la desgracia sin estridencias, del mismo modo que los damnificados cuentan su experiencia con naturalidad; con la resignación de quien ha sufrido una enfermedad o una catástrofe natural. La guerra aparece aquí como un estado permanante, no un periodo excepcional. Decisiones tomadas en momentos y lugares remotos siguen teniendo efecto años después, cuando los responsables ya han olvidado sus actos y las causas de estos.



Marcelo Expósito
ENTRE SUEÑOS: PRIMERO DE MAYO

El recorrido se cierra con el video de Marcelo Expósito, Entre sueños: primero de mayo. Es una película larga, 45 minutos, y compleja. Muestra las transformaciones socio-económicas que han dado lugar a lo que se conoce como postfordismo, y sus efectos sobre las relaciones laborales, las nociones relativas al espacio urbano o la acción política de base.

La gran factoría de Fiat en Turín, Lingotto, transformada hoy en un gigantesco centro multifuncional, más de 250.000 metros cuadrados destinados a servicios (centro de convenciones, recinto ferial, áreas comerciales, cines, teatros, un museo, hotel...) sirve de eje para la narración y ejemplifica el paso de la economía industrial, de sector secundario, a una economía de servicios, de sector terciario, y la substitución del proletariado industrial por un precariado urbano desarticulado social y políticamente.

Marcelo Expósito combina materiales diversos: trozos de una conferencia del pensador político Paolo Virno, algunas secuencias de antiguas películas comerciales de Fiat o de Berlin, sinfonía de una gran ciudad de Ruttmann (1927), entrevistas con activistas italianos y tomas de un “MayDay parade” organizado en Milán, que se mezclan con un documental clandestino del centro de Lingotto para ofrecernos una visión completa de las mencionadas transformaciones. También se distribuyó un texto del autor, titulado Desobediencia: la hipótesis imaginativa (http://usuarios. lycos.es/pete_baumann/marceloexpo.htm), en el que profundiza en la relación entre nuevas prácticas políticas y artísticas.

Esta obra no toca de manera expresa los temas centrales de la exposición – la violencia como herramienta política, la corrupción de la noción justicia y la crisis del Estado moderno – pero decidí incluirla porque a pesar de ello no rompe la coherencia de la exposición, sino que la refuerza. La manera en que nos presenta las nuevas formas de conflicto social, las representaciones del espacio público como espacio de conflicto y, en resumen, la evolución del capitalismo, nos permite entender que todo forma parte de una misma lógica, y reconecta realidades remotas, como los ciclistas cojos de Afganistán, los policías corruptos de México o los bombardeos nocturnos sobre Bagdad, con nuestro contexto, el de las clases medias europeas, consumidoras, entre otras cosas, de cultura.

La conexión entre el video de Marcelo Expósito y el resto de los trabajos se puede ilustrar muy bien recurriendo a la cita más conocida de von Clausewitz: “La guerra es la continuación de la actividad política por otros medios.” La invasión de Iraq posiblemente signifique o represente, como preguntábamos antes, un cambio profundo en los modelos éticos y políticos de Occidente. Un cambio que se inició con la revolución neoconservadora de los 80 y el discurso cultural de la posmodernidad.

Ver vídeo en: www.hamacaonline.net/autor.php?id=69