CLAUSURA DEL ANTIMUSEO

Javier Pérez Aranda
2007



EL OJO ATOMICO / ANTIMUSEO

Calle Mantuano nº 25, Madrid

2003-2007









El Antimuseo cerró el espacio de la calle Manturano en 2007, debido al creciente conflicto con el Ayuntamiento de Madrid. Se hizo necesario desmontar la instalación de Javier Pérez Aranda y Luis Gil, Almacenaje en altillo del Ojo Atómico de materiales desechados por desocupación necesaria de espacio en taller, que permanecía desde 2005, y para ello se invitó a Pérez Aranda a convertir el desalojo en un nuevo proyecto.

El artista organizó un evento en el que los invitados a la fiesta de clausura participarían en la transformación de los materiales almacenados en una escultura, que posteriormente se dejó en la calle, en un espacio destinado por el Ayuntamiento a la basura de gran tamaño, como electrodomésticos y muebles.

El performance hacía así una alegoría del trato dado por el gobierno municipal al Antimuseo, cuya historia se convertía en basura. Debido a su gran tamaño, el servicio especial de recogida de basuras no pudo llevarse la escultua, que permaneció más de una semana en la vía pública.